Denuncian que crece violencia policial en región austral de Chile

Las últimas horas han estado signadas por la reiterada denuncia de los habitantes de la Patagonia acerca del empleo de balines de acero por parte de los uniformados, con saldo hasta el momento de más de un centenar de heridos

Autor:

Juventud Rebelde

SANTIAGO DE CHILE, febrero 23.— La violenta represión policial se propaga por la austral región de Aysén, según diversas denuncias, mientras se acentúa el desabastecimiento y el Gobierno dilata una respuesta a la principal exigencia de la comunidad de rebajar el precio de los combustibles.

Estamos en medio de una cuasi guerra alentada por las acciones provocadoras de las fuerzas especiales contra la ciudadanía desarmada, que solo lucha por sus derechos y la vida, señaló a Prensa Latina la activista social Verónica Carvallo. Es inaceptable cómo se están violando en el país los derechos de estudiantes, del pueblo mapuche y ahora de los pobladores de Aysén, subrayó Carvallo en alusión a la respuesta del Gobierno frente al levantamiento popular de esa región patagónica, situada a unos 2 000 kilómetros al sur de Santiago.

Las últimas horas han estado signadas por la reiterada denuncia de los habitantes de la Patagonia acerca del empleo de balines de acero por parte de los uniformados, con saldo hasta el momento de más de un centenar de heridos, según reveló el dirigente estudiantil Patricio Contreras en declaraciones a Radio Bío Bío.

El vocero universitario dijo que los Carabineros esperan la llegada de las personas al hospital para detenerlas. Insultan, golpean y humillan a los habitantes de la zona, informó PL.

El presidente regional de los empleados estatales, Julio López, ratificó a Radio Cooperativa la violencia con la que han actuado los Carabineros con auspicio del ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter. Según describió, «los policías han soltado perros en las noches y la cantidad de heridos, las fotografías y los testimonios que se pueden observar son impresionantes».

Durante los enfrentamientos de la madrugada del jueves un poblador quedó con su nariz fracturada. En días anteriores otro aysenino, Teófilo Haro, recibió un balín en un ojo, disparado a corta distancia, quedando ciego definitivamente, añadió López.

Este jueves los ministros de Energía, Hacienda y Transportes llegaron a La Moneda para conversar con el titular de Interior, Rodrigo Hinzpeter, hecho que fue interpretado como una respuesta positiva del Gobierno de Sebastián Piñera, ante las demandas de los pobladores de Aysén, quienes exigen que sea el jefe de la cartera de Hacienda, Felipe Larraín, quien viaje a la región.

No obstante, en lugar de trabajar en aras de resolver el conflicto, que se prolonga por dos semanas, el Ejecutivo ratificó a la intendenta regional Pilar Cuevas como la única mediadora en la crisis.

Los manifestantes no consideran a Cuevas una negociadora válida y advirtieron que proseguirán su rebelión hasta que el Gobierno de Piñera los tome en cuenta.

Los ayseninos exigen en primer lugar una rebaja en los precios de los combustibles —bencina, petróleo y leña— un sueldo mínimo mayor a los 350 dólares que rige en Chile, un incremento en los montos de las jubilaciones, estabilidad laboral en los empleos estatales, una universidad y un hospital regional.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.