En Bolivia se estaba gestando un golpe de Estado - Internacionales

En Bolivia se estaba gestando un golpe de Estado

Revelaciones del vicepresidente García Linera luego de acuerdo con policías amotinados

Autor:

Juventud Rebelde

LA PAZ, junio 27.— En Bolivia se gestó un golpe de Estado a partir del motín policial iniciado la semana anterior con la toma de la Unidad Táctica de Operaciones, y desactivado, al menos de momento, en la madrugada de este miércoles, luego de acuerdos adoptados entre los sublevados y el ejecutivo, según reflejaron distintos medios de prensa.

En conferencia de prensa, el vicepresidente Álvaro García Linera enumeró al menos seis elementos demostrativos de que  se intentó alterar el orden constitucional a partir de la movilización de los uniformados, con influencia de actores políticos de la derecha, reportó PL.

Entre esos elementos Linera mencionó la ruptura del Estado democrático por parte de la Policía, la toma de instituciones, la parálisis del funcionamiento del Gobierno y los ataques dinamiteros a la Asamblea Legislativa y el Palacio de Quemado, sede del ejecutivo, así como la destrucción de los equipos de Radio Bolivia con dinamita, y comunicaciones registradas entre algunos policías donde se evidencia que planificaban el golpe.

Los políticos infiltrados en la manifestación policial se aprovecharon de una demanda legítima de carácter económico de los uniformados para llevar la situación hacia fases escalonadas de golpe contra la democracia, aseveró.

Según reflejó AFP, el vicepresidente Linera calificó como una victoria popular ciudadana la derrota de esos planes, frenados por la masiva presencia de los defensores del proceso de refundación de Bolivia en las calles, y con el acuerdo que levantó la huelga policial.

La misma fuente reseñó que los servicios de seguridad y control vehicular se reanudaron inmediatamente después del acuerdo alcanzado por el ejecutivo y representantes de los insubordinados luego de diez horas de negociación, y que concluyeron con un acuerdo de diez puntos que comprende un incremento salarial de 100 bolivianos para los uniformados, mejoras en sus planes de jubilación y la revisión de una ley de su régimen disciplinario, entre otros.

Mientras, comenzaba la llegada a la capital de los indígenas marchistas contra un referendo para consultar a la ciudadanía la construcción de una carretera que atravesaría el parque natural de Tipnis, un movimiento que, se denuncia, ha sido manipulado también para utilizarlo como punta de lanza contra el Gobierno de Evo. Resulta sintomático que fueran grupos de la clase media quienes les dieran la bienvenida.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.