Venezuela prueba participación de paramilitares y Uribe en plan golpista

El ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, denuncia que la oposición arma informes para falsear realidades y tratar de vincular al Estado con supuestas acciones represivas

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS, mayo 5.— El ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, denunció este domingo que el golpe blando de la derecha comenzó a orquestarse en el año 2004, dada una serie de evidencias que revelan la participación de paramilitares colombianos y de su exmandatario Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), informa Telesur.

En una entrevista concedida a la televisión estatal, el Ministro explicó que las acciones violentas que ocurren hoy en Venezuela forman parte de un plan que, originalmente, estaba dirigido a derrocar al Comandante Hugo Chávez Frías, pero tras su fracaso, ahora y ahora entra en una nueva fase contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Rodríguez Torres mostró flujogramas —construidos a raíz de contactos, detenidos y otras fuentes— que comprueban sus denuncias. «Tenemos evidencia de que Leopoldo López cada vez que viajaba a Colombia se reunía directamente con Uribe. Si alguien sabe de violencia, falsos positivos, de desapariciones forzosas, ése el Álvaro Uribe», apuntó.

En ese sentido, recordó que «10 años atrás se desmanteló una operación paramilitar en la Hacienda Daktary, en el municipio El Hatillo del estado Miranda (centro), con más de 100 "paracos" reclutados por la oposición y disfrazados de soldados venezolanos para bombardear un Aló, Presidente, matar a Chávez y generar una guerra civil».

Agregó que como la operación fue frustrada por las autoridades venezolanas, ahora la derecha utiliza otros métodos, técnicas y personalidades, algunas reincidentes, para reactivar un plan de conspiración.

Además, el Ministro mostró copias de correos electrónicos de Gustavo Tovar Arroyo —financista de grupos violentos—, para activistas de derecha como Pedro Burelli y Eligio Cedeño, de fecha octubre de 2010, que hablan de una reunión llamada «Fiesta Mexicana», que conllevaría la planificación del derrocamiento del Gobierno Bolivariano.

Los correos reseñan cómo se entrenaron en México a algunos líderes jóvenes de la derecha, con nombres, apellidos, detalles, itinerarios, logística de transporte y alojamiento, entre otros aspectos que costaron decenas de miles de dólares.

Explicó que los jóvenes recibieron un taller sobre cómo desarrollar un programa de acciones de «protestas» para «recuperar la democracia», con la idea de «crear un plan de acciones que activen las fuerzas juveniles con un propósito claro de liberación nacional».

Por otro lado, denunció que la oposición arma informes para falsear realidades y tratar de vincular al Estado con supuestas acciones represivas en contra de sus ciudadanos, mientras, al mismo tiempo, niega su participación en las recientes acciones terroristas contra el pueblo venezolano.

«Lo más curioso es que ahora nadie es culpable, nadie ha hecho guarimbas. Ha habido un ataque feroz contra nosotros y contra mi persona por lo que hemos denunciado, pero nadie asume la responsabilidad de las guarimbas», concluyó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.