Marcha del pueblo por la Constituyente

Hasta las inmediaciones del Palacio Presidencial de Miraflores llegó la multitud compacta, como otra prueba de que son millones los que quieren el diálogo y la paz

Autor:

Alina Perera Robbio

CARACAS, Venezuela.— Este nueve de mayo también entra en la historia del hermano país como día grande. Es como si aquí estuvieran predestinados a ir de un estremecimiento en otro.

Mientras la dirección de la Revolución Bolivariana, en voz del vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami, denunciaba con pruebas contundentes la naturaleza criminal de la ultraderecha opositora, el pueblo chavista ya estaba concentrado en las calles de la capital para marchar rumbo al Palacio Presidencial de Miraflores, en apoyo a la convocatoria hecha por el presidente Nicolás Maduro para una Asamblea Nacional Constituyente.

Otra vez la marcha ha sido impresionante. Iba el pueblo encrespado, sudado, sembrado de pancartas y de banderas. Dirigentes de la Revolución Bolivariana la encabezaban. Los protagonistas iban riendo, enérgicos, se empujaban los unos a los otros. La manifestación ha expresado la voluntad de un pueblo que desea vivir en paz, escalar en los peldaños de la prosperidad y de la emancipación humana.

En la tribuna final, desde las inmediaciones del Palacio Presidencial, hablaron varios dirigentes de la Revolución. En la recta final, el ministro del Poder Popular para la Educación y presidente de la Comisión Presidencial para la Constituyente, Elías Jaua Milano, dio las gracias a los comuneros y las comuneras por el respaldo a la propuesta hecha por Maduro para que el pueblo pueda elegir directamente sus constituyentes a la Nueva Asamblea Nacional de 2017.

«Llegó la hora de que las comunas, los consejos comunales, los consejos de campesinos y de trabajadores, entren en la pionera de 1999 (la Constituyente emprendida por Chávez). Llegó la hora de las comunas, de los comuneros, para que la oposición no siga desconociéndolos a ustedes», exclamó Elías, quien seguidamente hizo alusión a un comunicado destinado por los comuneros a Nicolás Maduro.

Es un mensaje donde se expresa la conciencia de que la comuna es un espacio vital, de debates y de encuentros, donde se discuten las cosas más duras pero con afecto. «Ustedes, las comunas, son territorios de paz y de vida, ¿por qué las niegan? ¿Por qué seguir satanizando a una forma de gobierno directa que desarrolla lo previsto en el artículo 184 de la Constitución? ¿Cuándo se ha visto una comuna incendiando o destruyendo, cuándo se ha visto una comuna matando?, dijo a la multitud el Ministro de Educación.

«No pueden seguir negando a un pueblo que en base a la Constitución de 1999 se organizó para gobernar, para la vida, para lo bueno, para lo hermoso. Ustedes no pueden seguir desconociendo a este inmenso pueblo que hoy, en las calles de Caracas, ha manifestado sus derechos a ser, a existir, a elegir», expresó Elías a quienes están negando esta nueva oportunidad participativa.

«Vamos en elecciones secretas, directas y universales —enunció—, todo el mundo se puede postular teniendo los requisitos que exige el poder electoral, y entonces por qué tienen miedo. ¿Ellos (refiriéndose a los detractores del nuevo proceso constituyente) no dicen que son mayoría en los barrios y en las comunidades? Vamos pues, a elecciones, a medirlo».

Hizo alusión a una carta enviada por la dirección de la Revolución Bolivariana a la Conferencia Episcopal de Venezuela. «Esta tarde debe llegarles, le pedimos, ya que ellos no quisieron venir aquí, que nosotros, la Comisión Presidencial, por instrucciones del Presidente, queremos ser recibidos en la Conferencia Episcopal, para explicarles los motivos y los propósitos de la iniciativa constituyente.

«El Papa Francisco, añadió Jaua, ha pedido a los obispos de Venezuela ser puente de diálogo. Hermanos obispos, escuchen la voz de este pueblo comunero que también es cristiano y merece ser oído por ustedes, escuchen la voz de millones que asumimos el compromiso bolivariano y chavista y que también somos cristianos y buena parte de nosotros somos católicos».

No podemos permitirle a nadie, enfatizó, que nos desconozca, y cuando decimos nos desconozca no es a la Comisión, no es al Gobierno: no pueden desconocer a un pueblo que es chavista, que es bolivariano, y que ama profundamente su Revolución, y que ha asumido con entusiasmo la iniciativa constituyente planteada por el compañero presidente Nicolás Maduro para abrir un paso hacia la paz».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.