Día de unión para Venezuela y Nuestra América

El Consejo Político del ALBA-TCP acordó este martes una resolución final en la que expresa su rechazo a las sanciones impuestas contra el pueblo de Bolívar

Autor:

Alina Perera Robbio

CARACAS.— No hay un día que pase en este hermano país que no sea intenso, de batalla para que la vida digna sea un derecho tangible. Desde que, por ejemplo, se instaló la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), ese poder de poderes no ha dejado de dar pasos esenciales en su horizonte de refundar la nación.

Desde el Hemiciclo Protocolar del Palacio Federal Legislativo, donde este martes tuvo lugar la tercera sesión de la supraentidad, los constituyentes aprobaron un acuerdo de respaldo a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), a dos días del fallido ataque terrorista en la Brigada 41 de Blindados en el Fuerte Paramacay, del Estado de Carabobo.

Presentado por la constituyente Carmen Meléndez —sobre lo cual se ofrecieron detalles por Venezolana de Televisión (VTV)— el acuerdo define que los ataques contra la FANB responden a las pretensiones de Estados Unidos de recolonizar nuevamente los países que son libres y soberanos, para así apoderarse de sus recursos naturales.

Tales maniobras se registran, expresa el texto leído por Meléndez, junto a la existencia de un frente internacional contra Venezuela, un bloque geopolítico de gran escala que actúa como instrumento del capital monopólico internacional, el cual tiene como propósito desconocer al Gobierno, a las instituciones democráticas, y al orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

La jornada de debate y aprobación del texto, donde alzaron sus voces representantes de distintos sectores del país, contó con la presencia del ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino, y miembros del alto mando militar de la FANB, quienes fueron ovacionados por los más de 500 integrantes de la ANC.

En palabras que recordaron la esencia de la unión cívico-militar, el titular de la Defensa dijo que la ANC tiene rostro de pueblo, y agradeció a esa entidad del Poder Originario por el acto de desagravio. «Lo recibimos con mucha humildad, con mucha entereza de soldado».

Vladimir Padrino explicó que todavía, después de 18 años de Revolución, después de haberse promulgado la Constitución de 1999, no se entiende bien cuál es el papel de la FANB: «Cuando el Comandante Chávez convocó a una ANC, fue para refundar una república, y esa refundación pasa por lo ético».

Defender la independencia de Venezuela, enfatizó el titular, es la esencia de una fuerza armada que va unida a la suerte de un pueblo.

También este martes inició aquí sus jornadas de trabajo la 6ta. Reunión Extraordinaria del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP). Durante una intervención inicial el canciller venezolano Jorge Arreaza expresó a los presentes: «Tenemos que discutir muchas cosas en el contexto de este mundo donde los poderes con los intereses más nefastos y aberrantes se han ido reagrupando para atacar a los pueblos, para atacar a los Gobiernos que son pueblos».

En una alocución divulgada por Venezolana de Televisión, Arreaza denunció que Venezuela ha sido agredida permanentemente, y que desde el día en que el presidente Nicolás Maduro ganó las elecciones, el 14 de abril de 2013, comenzó una agresión, un golpe continuado contra la Revolución Bolivariana que está en pleno proceso. En medio de esas adversidades, reconoció, el Alba, proyecto profundamente humanista, ha apoyado al pueblo de Bolívar.

Sobre la reunión de cancilleres que se realiza en Lima, Perú, el titular de Relaciones Exteriores declaró que se trata de una conjura contra la unión de Nuestra América, y una agresión contra Venezuela. Es una reunión que tiene lugar, dijo, tras la derrota de la OEA.

Por su parte, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, expresó durante el encuentro que la Isla rechaza las acciones injerencistas del imperialismo norteamericano y sus aliados de las oligarquías regionales contra el proceso constituyente. El titular patentizó la enérgica condena a las sanciones imperialistas, en particular aquellas contra el presidente constitucional Nicolás Maduro.

«Reitero nuestra profunda convicción de que solo corresponde al heroico pueblo venezolano, en ejercicio de su autodeterminación y soberanía, tomar sus propias decisiones», dijo el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba.

Maduro llama al diálogo

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al hablar a los representantes del ALBA-TCP, convocó a un gran diálogo regional, franco, con base en el respeto y a los principios fundamentales del derecho internacional.

«La derecha continental rompió las reglas de juego de convivencia. Creo que hace falta un diálogo regional y yo le propongo al Alba y a los liderazgos poderosos de los países presentes que iniciemos, con la iniciativa de ustedes, un diálogo por el respeto de Venezuela. Que se inicie un diálogo con los Gobiernos de México, Perú, Argentina, Chile, Paraguay, y como punto único, restituir las normas de respeto al derecho internacional y los principios consagrados y vigentes de la carta fundacional de nuestra comunidad de estados latinoamericanos y caribeños», expresó.

También prevé que próximamente se lleve a cabo una cumbre en San Salvador, con el fin de «restituir otra vez los caminos de América Latina», y enfatizó que «los pueblos quieren que nos respetemos. Los pueblos quieren que se restituya lo que existió hace unos años atrás, donde los Gobiernos de izquierda éramos amplia mayoría y no se perseguía a ningún Gobierno de derecha».

El Consejo Político del Alba-TCP acordó este martes una resolución final en la que expresa: «rechazamos las sanciones económicas impuestas contra el pueblo venezolano, que constituye una clara violación del derecho internacional, los Derechos Humanos y una inaceptable aplicación intervencionista que tiene como único objetivo afectar de manera directa al Gobierno Bolivariano y al pueblo de Venezuela».

El documento, leído por el secretario general de la organización, David Choquehuanca, señala que estas acciones no solucionan los problemas de los venezolanos, solo los agravia, y reitera «el llamado al establecimiento de un diálogo constructivo y respetuoso para avanzar en la estabilidad política y económica de Venezuela».

Uno a uno, los cancilleres y representantes de los países miembros del Alba, durante sus intervenciones, saludaron la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente y la valoraron como un acto legítimamente soberano del pueblo de Venezuela, y denunciaron la existencia de un plan de intervención que pretende vulnerar a los gobiernos progresistas del continente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.