¿Adicción a Internet? - Informática

¿Adicción a Internet?

El abuso de las nuevas tecnologías puede crear dependencia con peligrosas consecuencias para la salud mental de los usuarios La red al día

Autor:

Amaury E. del Valle
El abuso de las nuevas tecnologías puede provocar desórdenes psicológicos solo comparables con adicciones como el alcoholismo, en especial para quienes hacen de la red de redes un medio únicamente para la satisfacción personal, asegura un estudio recientemente publicado en China.

Especialistas del Hospital General Militar aseguran que esta adicción a Internet genera una tensión o enfado cuando no pueden conectarse en actividades como juegos online, visita a páginas web dedicadas al sexo o redes sociales virtuales, que ocasiona estados de ansiedad o alteraciones nerviosas.

Amén de las bondades que un uso racional de las nuevas tecnologías confiere en la era de la informatización, los psicólogos chinos señalan que pasar más de seis horas conectado a Internet podría ocasionar desequilibrios emocionales en los usuarios.

Los resultados de la pesquisa se corresponden con los obtenidos por otra realizada el año pasado por la compañía InterActiveCorp, la cual reveló que un elevado por ciento de los navegantes chinos se confesaron «adictos» a la Red. China es el país que concentra el mayor número de internautas del mundo, con unos 221 millones, superior a los 215 millones existentes en los Estados Unidos.

El tratamiento para esta adicción, denominada Internet Addiction Disorder (Desorden de Adicción a Internet) es muy similar al de otros desórdenes de este tipo: prohibir la conexión a Internet a los pacientes antes de proceder a desarrollar la ayuda psicológica, y complementarla con actividades en grupo para ayudar a los afectados a socializar en la vida real.

La falta de calor familiar y la ausencia de compañía y juegos reales son las principales razones para convertirse en un adicto a Internet, y uno de los primeros factores de riesgo en los que hay que actuar, según advirtieron los médicos.

Vivir en un teclado

Diversos estudios concluyen que la tecnología es percibida como un bien irrenunciable por los más jóvenes. De hecho, si deben elegir entre distintas formas de ocio, la mayoría prefiere la computación, videojuegos electrónicos, navegar por Internet, los móviles y otros accesorios de las nuevas tecnologías, antes que disfrutes más «tradicionales», como el televisor o la música.

Un estudio realizado el año pasado por la Universidad de Navarra, España, en el que se entrevistó a unos 20 000 menores iberoamericanos, mostró que a los 11 años el 42 por ciento prefirió la red de redes, frente al 39 por ciento que optó por la televisión; mientras que a los 14 años, el porcentaje se disparaba a un 61 por ciento contra un 23 por ciento.

Aunque las nuevas tecnologías pueden multiplicar las capacidades de los más pequeños, y desarrollar los perfiles profesionales en los usuarios, investigaciones recientes han demostrado que su abuso provoca una dependencia de obligado diagnóstico médico, que en países como España se sitúa en el cinco por ciento del total de los tratamientos, y entre el diez y quince por ciento de las consultas.

Contrario a los beneficios que reporta un uso racional de las tecnologías, su mal uso, y más aún su abuso, puede influir negativamente en la vida cotidiana, provocando que algunos jóvenes dejen de dedicar tiempo al ocio saludable y a las relaciones personales «reales».

Los expertos coinciden en que no se trata de alarmismo, sino de reconocer este problema y abordarlo a tiempo, sobre todo por su influencia cada vez mayor en las nuevas generaciones.

Actualmente existen pocos estudios sobre el alcance del llamado «enganche» tecnológico, pero son suficientes para confirmar su existencia, al que se ve asociado el consumo abusivo de sustancias tóxicas como drogas o alcohol.

Las primeras indagaciones aseguran que a padecer de este «abuso» pueden ser más susceptibles niños y jóvenes con baja autoestima, de ahí que los especialistas relacionan este fenómeno con la existencia de problemas personales, familiares y sociales.

La educación y la información son las mejores protecciones, unidas a una correcta forma de socialización entre padres e hijos, así como entre los mismos adolescentes.

La presencia del teléfono, ordenador, videoconsola o televisor en sitios de uso común, donde puedan ser compartidos, y la observación y control del uso adecuado de las nuevas tecnologías, son algunos de los consejos que apuntan los psicólogos.

La guerra de las máquinas

Otra de las «ofertas» de Internet que requiere un control inmediato son las páginas web dedicadas al sexo, las cuales representan mayor riesgo de provocar desequilibrios psíquicos y emocionales.

En Australia, investigadores de la Universidad de Melbourne concluyeron que los cibernautas que dedican más tiempo a las «actividades sexuales» en Internet que en el mundo real, corren mayores riesgos de sufrir algún tipo de trastorno mental.

En el estudio se analizaron los hábitos de 1 325 australianos y estadounidenses, concluyendo que el llamado «cibersexo» puede provocar sobre todo estrés, ansiedad y depresión.

Entre las personas analizadas en la investigación, el 27 por ciento presentaba cuadros de depresión (de moderada a severa), en tanto que un 30 por ciento tenía altos niveles de ansiedad y un 35 por ciento sufría síntomas de estrés.

El estudio delineó el perfil típico de los internautas adictos al cibersexo. Al parecer la actividad no tiene límite de edad: abarca desde los 18 hasta los 80 años, con una abrumadora mayoría de varones de una posición socioeconómica media o alta.

Los psicólogos australianos también concluyeron que este fenómeno creció en los últimos años, en especial porque la tecnología brinda estímulos eróticos cada vez más «reales», en aras de fomentar un mercado muy rentable, que fomenta a su vez la adicción como forma de «exprimir» más dinero.

Esta ciberobsesión por el «sexo virtual» sería apenas una de las manifestaciones de la adicción a Internet.

China se ha propuesto no solo estudiar esta nueva «enfermedad», sino registrarla entre los padecimientos mentales, y ha instado a la Organización Mundial de la Salud a hacerlo.

Según informaciones del diario británico The Times, el Ministerio de Sanidad chino espera poder publicar un nuevo manual sobre la adicción a Internet el año que viene, adelantándose así a la estadounidense American Medical Association (AMA por sus siglas en inglés), que estudió el año pasado la posibilidad de reconocer oficialmente este desorden como una patología, pero prefirió primero continuar con las investigaciones.

Todo indica, como aseguran los expertos, que más que desarrollar una fobia a las nuevas tecnologías, se trata ante todo de hacer un uso racional de estas, evadiendo las adicciones y sus peligrosas consecuencias en la salud mental, para que sea siempre el hombre quien domine a las máquinas y no viceversa.

La red al día

LA SONDA ESPACIAL PHOENIX MARS FRACASÓ en su misión de exploración del planeta Marte, reconoció la Agencia Aeroespacial de Estados Unidos (NASA), que perdió contacto con la nave luego de estar operando durante más de cinco meses. El declive estacional de la radiación solar en el lugar de aterrizaje ártico del robot causó que este no tuviera suficiente luz para que los paneles pudieran recoger la energía necesaria para recargar las baterías que activan sus instrumentos. Lanzada el 4 de agosto de 2007, Phoenix tomó tierra el 25 de mayo de 2008, más al norte que cualquier otra nave espacial previamente aterrizada en la superficie de Marte. La sonda, que emitió señales por última vez el pasado 2 de noviembre, excedió su vida operativa planeada de tres meses para recoger y emitir datos. Sin embargo, el equipo científico no ha renunciado a que Phoenix se recupere y dé señales de vida, pero los ingenieros lo creen poco probable, debido al empeoramiento de las condiciones atmosféricas en Marte. Mientras que el trabajo de la nave espacial ya ha finalizado, el análisis de datos de los instrumentos se encuentra todavía en sus primeras fases, aunque ya posibilitó verificar la presencia de hielo bajo la superficie del planeta rojo... GOOGLE INCORPORÓ UN SERVICIO DE VIDEOCHAT A SU CORREO GRATUITO GMAIL, lo que permitirá a los conectados hablar y verse simultáneamente. Para utilizar esta nueva función, el usuario tiene que tener una webcam y acceder a un programa de navegación desde el propio correo. Las opciones de videochat, así como la telefonía IP —a través del mismo chat— han crecido vertiginosamente en los últimos años, especialmente como parte de servicios de correo electrónico gratuito como los de Yahoo, Hotmail y Gmail, y se calcula que han provocado un descenso considerable en las llamadas telefónicas a nivel mundial... LA RED SOCIAL YOUTUBE EXHIBIRÁ PELÍCULAS GRATUITAMENTE, después de anunciar un acuerdo con la productora fílmica Metro Goldwyn Mayer para transmitir algunas series de televisión y filmes completos, gratuitamente pero con avisos publicitarios. El sitio de intercambio de archivos de video firmó además un acuerdo con la productora de televisión CBS y el estudio independiente Lionsgate para publicar series clásicas. El acuerdo busca revitalizar las finanzas de YouTube, considerado hoy el mayor portal de videos caseros... EL 43 POR CIENTO DE LOS PROGRAMAS INFORMÁTICOS EN ESPAÑA SON PIRATAS, y ese país ocupa la posición duodécima en descargas ilegales. Según un informe de la Business Software Alliance. Entre las causas de estas ilegalidades están el incremento de usuarios que adquieren sus equipos sin software legal instalado y la extensión de los servicios de banda ancha, entre otras.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.