Sexo Sentido en entrevista en línea

Este 13 de mayo periodistas de Juventud Rebelde conversaron con nuestros lectores acerca de los 15 años de vida de este suplemento

Autor:

Juventud Rebelde

Sexo Sentido está de cumpleaños. Este miércoles 13 de mayo arriba a 15 años como suplemento de nuestro diario con la lozanía y la juventud que le caracteriza.

Por este motivo y luego de centenares de ediciones que disfrutan de la preferencia de nuestros lectores las hacedoras de esta página a lo largo de su historia participaron en una entrevista en línea con ustedes, nuestros lectores, para conversar acerca de lo que ha significado esta sección.

Nuestras invitadas de lujo fueron las periodistas Mileyda Menéndez Dávila y Aracelys Bedevia.

Respuestas a las interrogantes

Milo: Qué falta me haría comunicarme con Mileyda, tengo problemas para encontrar pareja (y no es porque soy fea o mal cuerpo) pero tengo dificultad. Ya voy a cumplir 29 y estoy loca por tener hijos, lo que se pega son hombres casados. Te he escrito por correo pero no tengo respuesta voy hacer insistente. Si alguien me quiere ayudar o aconsejar a parte de Mileyda soy toda oídos.

Mileyda: Milo: problemas para encontrar parejas tiene cualquiera, el asunto es tener claro qué quieres, qué ofreces y dónde vas para conocer personas que estén a la altura de esos deseos. Al correo de la sección nos llegan muchos casos así y lo que hacemos es invitarles a los espacios en vivo que organizamos porque así conocen a gente nueva que tal vez se ajuste. Está también la opción de conocer personas on-line, afinar caracteres y luego encontrarse a ver qué dicen las narices, si hay química o no…

Mary: ¿Sexo sentido ya tiene un libro o alguna otra publicación?

Aracelys: Sí. Contamos actualmente con cuatro libros. Los dos primeros fueron publicados en el 2005 por mí al crear la sección y se titulan Sin temor a hablar de sexo, y Sexo Sentido: Más allá de los temores. El segundo de estos fue ganador del premio Pinos Nuevos.

Posteriormente fueron publicados los libros Pregunte sin pena, de la profesora y máster en terapia y orientación sexual Mariela Rodríguez, quien tiene a su cargo la realización de ese espacio en JR todos los sábados. En la feria del Libro de 2014 vio la luz de la autoría de Mileyda Menéndez, editora y periodista de Sexo Sentido desde 2005, Sexo: delicia Proscrita. Todos estos materiales pueden ser encontrados en bibliotecas, pues ya se agotaron en las librerías.

Rosadelima: ¿han pensado recuperar y digitalizar la etapa de la sección, o sea los primeros años, que no aparecen en la web y solo están en formato papel?

Aracelys: Es un sueño que esperamos hacer realidad muy pronto. Tenemos todos los documentos digitalizados. Incluidos los de a primera etapa. Mileyda, Mariela y yo estamos trabajando, con la ayuda de un informático, en la realización de una multimedia que incluirá no solo los trabajos publicados en la primera etapa sino también todo lo que se ha publicado desde la creación de Sexo Sentido en 2000 hasta la actualidad.

Ernesto: ¿Mileyda, cómo te las arreglas para mantener que la columna tenga temas interesantes. Al inicio no te vistes en apuros o situaciones comprometidas con algunos comentarios de los lectores?

Mileyda: Es fácil nutrirse de temas porque los proporciona el público continuamente. A eso se suman las experiencias de la gente cercana y hasta propia, el intercambio con lectores en provincias, los eventos científicos, el apoyo de profesionales y estudiantes que colaboran, las peñas que ya tienen cinco años… Temas hay para escribir algo nuevo todos los días, pero lleva muuuucho estudio, lecturas, entrevistas y horas frente al correo… Yo empecé en enero de 2005 como editora, había escrito antes algunos temas cuando editaba Aracelys la página y por eso me la confiaron cuando ella empezó su doctorado, pero tuve que hacer varios diplomados, casi becarme en el Cenesex, tantear, equivocarme, y sobre todo aprender a deconstruir prejuicios ¡y adquirir tremenda tabla para hablar en público de estos temas!

Robe: ¿Tengo entendido que los lectores de Sexo sentido se han reunido en vivo, cómo ha sido esa experiencia?

Mileyda: ¡¡¡Divina!!! En vivo se puede trabajar con otro lenguaje menos formal y uso mucho el humor, que ayuda a distender el ambiente y hace que la gente comente mejor sus dudas, estereotipos, angustias… He aprendido a respetar mucho el sufrimiento y la diversidad de vivencias en temas sexuales y además descubro visiones que ni remotamente se me hubieran ocurrido. Siempre digo que no puedo pensar como joven o como hombre o como gente de otra provincia, pero no lo necesito si soy capaz de escucharles en su propia experiencia y conjugarlo con la experticia de profesionales. De esos encuentros además han salido grandes amistades y hasta parejas, fíjate… aunque aún no me como el primer cake de boda ¡pero no pierdo las esperanzas!

Benjamín: ¿Cuáles serán algunos de los temas futuros a tratar en esta sesión?

Mileyda: Tengo varios en parrilla: los celos, los reinicios de parejas tras rupturas serias, el sexo tántrico (de nuevo porque no se agota), la comunicación entre adolescentes y su familia respecto al inicio de las relaciones sexuales, por qué tenemos sexo, qué pasa con el erotismo en los viajes de vacaciones, la posibilidad de que los padres entren al parto, la «suegridad», que es todo un reto en materia de relaciones humanas, la hepatitis como ITS… eso es lo que me viene ahora a la cabeza, pero el banco de temas pasa de 700 que vamos turnando según la demanda del público

Mirita: ¿Hacen estudios que les permita saber sobre los lectores que tiene la sección, los temas más populares, los más comentados, la repercusión?

Aracelys: Todos los años nuestro equipo de investigaciones realiza estudios de lectoría que permiten saber la cantidad de seguidores que tiene Sexo Sentido, sus intereses temáticos por edad, inquietudes, sugerencias. Se han hecho tesis de maestría. La primera de ellas en 2003) con el tema qué piensan adolescentes y jóvenes de la sección Sexo Sentido. Luego fueron apareciendo otras, tanto de licenciatura como maestría y doctorado, enfocadas en el impacto de la sección. Algunas de ellas específicamente sobre el Pregunte sin pena. De todos esos estudios y también de las cartas que ustedes nos envían se nutre Sexo Sentido. Gracias a ustedes Sexo Sentido ya tiene 15 años.

Los temas más populares en este momento son la diversidad sexual, las relaciones de pareja, las diferentes prácticas sexuales y maneras de vivir la sexualidad, entre otros.

Esther: Mileyda, agradezco la columna, creo que es muy interesante y útil. Por eso no has pensado en realizar un libro con las preguntas del pregunte sin pena, creo resultaría de gran interés. Saludos y ojalá se mantenga mucho más tiempo.

Aracelys: El libro existe. Es una complicación de los preguntes sin pena publicados en Sexo Sentido desde 2000 hasta 20013, por Mariela Rodríguez, psicóloga que tiene a su cargo ese espacio desde los años fundacionales de la página. Al igual que los otros libros que tiene Sexo sentido, el Pregunte sin pena, de Mariela, ha tenido también una gran acogida y puede ser consultado en biblioteca.

Eddy@: ¿Cúales han sido en su opinión, los temas que han marcado hito en la sección y que han tenido mayor repercusión, ya sea por el impacto en los lectores, como porque a partir de ellos se haya promovido un debate social o institucional?

Mileyda: ¡¡¡¡Uffff!!!! El tema de la diversidad sexual siempre genera polémica, como demuestra este propio espacio, porque falta amplitud en la mirada del fenómeno. Cada vez que sacamos algo de eso se destapan las pasiones. Un artículo que fue muy bien recibido por su novedad fue el de la madre más joven del mundo, la peruana que parió con cinco años, ese lo publicamos dos veces. El tamaño del pene, las parafilias, la eyaculación precoz o retardada y la anorgasmia se reiteran mucho. Ah, mira, el de la perla en el pene, que salió en 2006 o 2007, no recuerdo, generó tremenda repercusión, nos llamaron para entrevistas radiales y televisivas desde otros países, y la primera vez que yo escribí sobre sexo anal rebotó en varias agencias, incluso el periódico español La Vanguardia publicó un trabajo que se llamó Cuba vive una revolución…sexual. Lo divertido es que lo hice a pedido de un hombre cuya esposa es fan de Sexo Sentido y siempre estaba esgrimiendo la página para hacerlo a él cambiar actitudes, así que él me escribió `para que la convenciera del asuntico que ella le negaba y así lo hice, pero coincidió con otros asuntos a nivel nacional en materia de homofobia y los corresponsales extranjeros politizaron el caso como les convino. (La señora de marras luego me escribió dándome las gracias, y otros esposos también…).

Mily: Mileyda, ¿cuáles son los temas que se te hace más difícil tratar y por qué. ¿Cuál es la experiencia más gratificante que te ha dado la sección?

Mileyda: Los temas difíciles son los que pasan por la sensibilidad o los prejuicios de la gente más cercana a la sección, quienes tienen que dar el visto bueno en cada oportunidad. Por fortuna son frenos temporales y cuando encontramos los argumentos y el abordaje más potable todo fluye. Fíjate que no tiene que ver con el contenido, sino con el momento o el modo de ver del asunto. Por ejemplo, en una ocasión escribí sobre lo que se sabía de sexo en edades tempranas, incluso habíamos hecho una investigación a fondo, no era nada improvisado, y un directivo dijo que estaba exagerado todo eso porque él tenía una niña y un varón y no hablaban de esas cosas, ¡y una de las alertas que hacíamos era justamente esa, que la familia casi siempre estaba ajena a lo que sabían sus menores del asunto! Por fortuna esa misma persona lo revisó meses después, sondeó por su parte y el trabajo se publicó.

Lo más gratificante que me ha dado es convertirme en confidente de muchísimas personas, sobre todo adolescentes, lo que en psicología se llama «adulto significativo» o referente. A veces me escriben creyendo que se les acaba el mundo y mi papel es tranquilizarle, llevarles al razonamiento de que es una cuestión temporal porque siempre hay salida para los problemas y su conflicto es más común o normal de lo que sospechaban y deben verlo como reto para crecer, más que como un castigo. Es maravilloso cuando la gente me escribe para agradecer, me habla de sus nuevos proyectos de vida o es capaz de bromear con el pasado y se siente lista para seguir. Además he aprendido mucho como mujer, como madre, he crecido y soy más feliz. Además me divierte mucho oír más personas que hablan de estos temas con naturalidad en la calle y si alguien les discute les dicen «pero es verdad porque lo leí en Sexo Sentido».

Lilibeth: ¿Podría hablarse en estos 15 años de diferentes etapas por las que ha pasado la sección o de una especie de evolución o de perfeccionamiento, esto a juicio de las personas que han estado a cargo de ella?

Aracelys: Sexo Sentido se creó en el año 2000 a solicitud de los lectores y lectoras de JR. Fueron ellas y ellos quienes nos pidieron la creación de un espacio que publicara sobre sexualidad de manera sistemática. Un día como hoy salió publicado, con el logo de Sexo Sentido, y de mi autoría, el primer trabajo.

Los primeros tiempos fueron muy difíciles. Decenas de personas llamaron al periódico criticando la decisión de hablar abiertamente de sexo en un diario nacional. Pero al tiempo que eso sucedía, otras, la gran mayoría, mostró su apoyo al naciente proyecto y se unió a nosotros en el empeño de ofrecerles a los adolescentes, jóvenes y pueblo en general un espacio de orientación sobre sexualidad.

Introducir temas como la homosexualidad o el sexo anal fue todo un desafío. Lo mismo sucedió la primera vez que se habló en Sexo Sentido de sexo entre tres, masturbación, entre otras prácticas de las que actualmente se habla con absoluta naturalidad. Durante cinco años tuve a mi cargo la sección. En el 2005, luego de haber publicado dos libros con algunos de los trabajos, de mi autoría, aparecidos en Sexo Sentido, y estar ya graduada de una maestría en sexualidad en el CENESEX (2003) Mileyda se hizo cargo de la sección y yo pasé, por solicitud propia, a escribir de temas culturales, pues consideré que era hora de que otra persona tomara a su cargo la sección y le diera nuevos aires. Creo que fue una buena decisión. Mileyda lo ha hecho muy bien, y yo tuve el tiempo que necesitaba para hacer mi doctorado, el cual defendí en 2013 y es sobre comunicación y sexualidad.

Estoy muy feliz de estar aquí con ustedes celebrando los 15 años de este hijo nuestro que es Sexo Sentido. Gracias a Mileyda por mantener viva la sección y a ustedes por seguirla y contribuir activamente a su realización. Gracias Mileyda por darle continuidad a un proyecto que ha ayudado a tantas personas.

Tomatico: ¿Han pensado hacer una especie de extensión de la sección hacia la radio, donde haya más espacio de interacción con los lectores, y donde se pueda ampliar lo expuesto en cada artículo que el espacio de las ediciones impresas limita, además de poder invitar especialistas?

Mileyda: ¡Me encanta ese Nick! Cuidado con las mordidas… Sexo Sentido ha estado en la radio desde hace años, en diversas emisoras como Progreso, Radio Ciudad y ahora Radio Taíno, en el programa Oasis de domingo, que sale en vivo de 8:00 am a 10:00 a.m. (por cierto, un espacio muy diverso y reconfortante y un colectivo de trabajo fabuloso, vale la pena pedalear tan temprano desde Regla hasta el Vedado). También vamos mucho a emisoras de otras provincias y municipios y respondemos preguntas de sus periodistas y del público. Yo adoro la radio y creo mucho en su poder de seducción, su espontaneidad y sinceridad en la comunicación.

Neimar: Mileyda cuenta un poco sobre los Encuentros, desde cuándo surgieron, por idea de quién, qué son actualmente… y quizás alguna anécdota.

Mileyda: ¡¡¡Anécdotas hay miles!!! Hay cada personaje en esos encuentros que dan para hacer un libro, ¡qué uno, un montón! Pero no seas tramposo: ven a un encuentro y conóceles por ti mismo… Claro, debo aclarar que hay dos Encuentros en Sexo Sentido, uno es el espacio en la página de ese nombre y otro los debates en vivo por todo el país y sobre todo la peña.

Lo de la sección surge porque tengo alma de Celestina (desde chiquitica, dice mi mamá) y a veces leía correos de personas que no encuentran pareja y me hablaban de sí, de sus cualidades, y recordaba mensajes de gente que a mi juicio serían perfectas para aquellas otras…Oigan, la tentación de intercambiar las direcciones era tremenda, pero por ética no puedo hacerlo, así que busqué una solución intermedia: publicar los datos que me mandan voluntariamente con ese fin y cruzar los dedos para que se den los milagros… y se dan, ¡es riquísimo! Algunos vínculos no son eternos, y aun así siempre son reconfortantes y además las amistades ganadas de ese modo tienen mucho de franqueza y divertimento, pero también de profundidad y apoyo en los momentos difíciles.

La idea de los encuentros en vivo surgió en las visitas a centros con alta concentración de jóvenes que hicimos con el equipo de investigaciones del diario, el consejo de dirección o los corresponsales a partir de 2006. En esos casos siempre se prepara un intercambio con el público y muchas veces la charla derivaba hacia Sexo Sentido y aparecían preguntas penosas o sin pena, críticas, sugerencias, demandas para la sección. Para no robarnos el show empezamos a preparar encuentros exclusivos sobre el tema más allá del debate formal general. Así empezaron a invitarnos directamente para esas charlas socráticas y las incorporamos sistemáticamente porque dan vida a la sección. Las hemos hecho desde un centro de investigaciones con doctores en ciencia hasta una comunidad rural en Ciego de Ávila, con temas previstos o todo improvisado.

La peña en la universidad empezó por iniciativa del vicedecano de la facultad de Matemática hace casi seis años y se hizo habitual. Mudamos la sede para la librería Alma Mater porque es más cómoda y céntrica, pero el espíritu es el mismo: llevamos un hilo conductor que no es rígido, habla todo el que quiere, se puede mantener el anonimato o revelar identidad, se citan libros o se cuentan experiencias propias y lo único prohibido es censurar. Las cosas que he escuchado en esos encuentros son increíbles. (Mi hijo me decía que tenía que hacerme una minerva porque al principio se me caía la quijada con mucha frecuencia y eso es fatal para la confianza que demanda el momento) Ya aprendí a mantener mi mente abierta y a proteger a quien habla del ataque del resto (ayuda la experiencia como jueza lego de un tribunal municipal). Una vez más, el humor ha sido la mejor herramienta, y las técnicas de educación popular.

La novedad de los encuentros son las piyamadas en mi casa en Regla, donde tengo un proyecto comunitario muy variado que incluye el erotismo entre sus temas. Se habla de sexo y rompemos muchos tabúes para ayudar a conocernos, pero no son orgías ni topes sexuales (siempre es bueno aclarar).

Isaías: ¿Sobre el tema de género y sus abordajes en la Cuba actual, cuál creen que es el rol de la sección y su mayor reto?

Aracelys: Sexo Sentido, desde su creación, ha querido fomentar la equidad sexual y el respeto a la diversidad sexual; propiciar el desarrollo de la cultura del placer. Desmitificar estereotipos y hacer visible la presencia de estos en la vida de hombres y mujeres.

Se ha defendido el criterio de que las mujeres tenemos los mismos derechos que los hombres a vivir intensamente nuestra sexualidad y a expresar nuestros gustos, deseos e insatisfacciones. Hemos querido ayudar a las personas, tanto del sexo masculino como femenino, a identificar, por ejemplo, cuándo están ante una situación de violencia y cómo enfrentarse a ella. Salir del ciclo en que se entra cuando alguien es víctima de violencia requiere casi siempre de la ayuda de un especialista. Mariela Rodríguez, nuestra psicóloga en la sección y profesora de la Facultad de Psicología, de la Universidad de La Habana, ha jugado un rol muy importante en este sentido a través del Pregunte sin pena.

Se ha tratado de proyectar a través de los mensajes una imagen equitativa en lugar de seguir reproduciendo la cultura patriarcal (lo cual no quiere decir que siempre se logre). Una imagen del hombre y la mujer que revalorice y redimensione sus cuerpos, sus valores, sus vidas y sus vínculos, libres de discriminaciones y de cara a la equidad.

El mayor reto ha sido, en mi opinión, darle a la página un enfoque de género coherente, escribirla con un lenguaje no sexista y lograr un balance de lo que se publica, sin privilegiar a un sexo por encima del otro, en cuanto a intereses temáticos. Ofrecer herramientas para el cambio hacia nuevas formas de relación y que permitan reconocer la existencia de la desigualdad en el contexto en que vivimos. Tener claros los referentes culturales del entorno donde se produce y recibe el mensaje para que no ocurra un proceso de decodificación aberrante.

Otro reto es elaborar los mensajes de acuerdo a las demandas de la audiencia con un lenguaje claro, sencillo, que favorezca una adecuada comprensión, mensajes que sean mayoritariamente abiertos y no conclusivos, con resortes de convencimiento que muevan los afectos y las ideas. Se requiere construir la información desde una postura crítica sobre identidades personales y sociales, en que ambos géneros son y se comportan dentro de las intrincadas y complejas estructuras patriarcales y hegemónicas que las sociedades han creado para su funcionamiento; e interpretar adecuadamente las diferencias inter e intragenéricas que se dan en la recepción del mensaje y que sirven de base a la conformación de su autovisión genérica, así como aprovechar las bondades que este análisis nos reporta para el tratamiento comunicacional de inequidades, discriminaciones, sexismos, misoginias, androcentrismos, hegemonías y homofobias.

Maryd: Mile, no abuses, que 15 años si son unos cuantos leyendo frente al monitor, ponte los espejuelos, y tienes que seguir leyendo otros 15 más por lo menos, para llegar a la madurez sexando

Mileyda: ¡Se me quedaron los espejuelos! Ya me prestaron otros para responder… Lo que más hago, ciertamente, es estar frente al monitor, lo cual parece una ironía tratándose de sexo, ¿no?  Pero el estudio da sus frutos siempre.

Para David, Edel, Yo, Andrés R:

Mileyda: ¿Ya ven que el tema genera posiciones encontradas? Creo en la honestidad de quienes sienten una preocupación por su abordaje en los medios, pero creo también que les faltaría subir un peldaño más allá de sus saberes y condicionamientos culturales para ver de lejos y con mayor amplitud lo que ocurre, para comprender que hay más de justicia que de caricia detrás de la fachada de este asunto.

Las parejas del mismo sexo siempre han existido, y existirán aún cuando no se les reconozca o se traten de reprimir socialmente. Lo que buscan las campañas actuales no es promoverlas como opción, sino reflejar su existencia y aceptar que no somos una sociedad monolítica y binomial, aunque así sea más simple para procesarla y sacar cuentas.

Yo creo que hay voluntad de entender, lo que falta es el ejercicio de la diversidad de criterios y este es un buen punto de partida para ponerlo en práctica cotidianamente por su connotación humana esencial. Si se fijan, los argumentos en contra han cambiado mucho: ya son menos los que hablan en términos de relación aberrada o inmoral. Ahora el lamento se parece más al aspecto sociocultural que al biológico, como debe ser, porque cuando se habla de reconocer un matrimonio, del tipo que sea, lo que hay detrás es asunto de patrimonio y herencia de bienes, ¡y mira que los heterosexuales somos complicados en eso!

En cuanto al crecimiento demográfico, el asunto sale de lo íntimo para caer en otro terreno más amplio y de poco abordaje, ¿verdad?  Por ejemplo, en Cuba no hay cultura de terminar el embarazo no deseado y donar al bebé, como sería más humano y práctico a nivel social y además para proteger la salud reproductiva de esa madre en potencia que algún día querrá hacer familia. Esa sería una reserva para oxigenar al país a través de la adopción porque hay miles de parejas que no pueden hoy tener descendencia porque en su juventud no cuidaron su cuerpo como era debido. Cuando las personas homosexuales tengan facilidades para procrear sin forzar sus prácticas sexuales con alguien del otro sexo (y la tecnología so da para eso) y cuando tengan un respaldo digno para criar esos bebés sin que la gente pueda caer en menosprecio o discriminación porque sería contra la ley, ya verán cómo crece la población en lugar de decrecer.

Sobre esto hay mucho que debatir, podemos hacer una peña sobre el tema y además le dedicaré el comentario en Oasis de domingo el próximo 17. Llamen al programa y podremos dialogar.

Despedida de Mileyda y Aracelys

Queremos agradecer a quienes han escrito para esta entrevista y a quienes nos leen desde hace años en la sección y son tan responsables como nosotras de que siga saliendo cada sábado.

Es muy lindo cuando alguien que ya es profesional te dice que empezó a perseguirla desde adolescente y con nosotras aprendió a sexar. Cuando nos muestran las páginas coleccionadas por años. Cuando nos piden temas «a la medida», para propiciar un debate en casa, dar una clase o convencer a la pareja de tomar una decisión trascendental. Esa complicidad es el mayor reto y a la vez el mejor premio.

Les invitamos a seguir pensando cómo hacer de esta página una herramienta para la vida de las nuevas generaciones y también a que le den varias lecturas porque además de la información que se comparte en este espacio pretendemos hacer honor a lo aprendido en materia de ética, de lenguaje no sexista y de compromiso periodístico con los nuevos tiempos.

Una vez más nuestra gratitud para quienes tuvieron fe en la utilidad de este espacio y quienes nos animan a diario para hacerlo crecer en múltiples dimensiones, como Elvia de Dios, Ramiro Fragas, Salvador Salazar, Rogelio Polanco, Mariela Castro, Iris Armas, Octavio Lavastida y Marina Menéndez. Esas serían algunas de las manos imprescindibles si fuéramos a picar un cake por los Quince de Sexo Sentido… ¡Y nadie dice que no lo haremos!

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.