Incertidumbres tras la separación

Una relación termina para nuestra psiquis un tiempo después de la ruptura

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

DH: Hace unas semanas terminé mi relación de cuatro amargos años con el padre de mi hijo. Él no entendía porqué. Desde que el niño nació empezaron los problemas, aunque siempre me atendió. Yo dejé de amarlo y respetarlo. Ahora estoy con un muchacho de 35 años (mi ex tiene 19), que ya me rondaba. Es más maduro y he sentido con él en tres días lo que no experimenté en esos cuatro años. Pero supe que está intentando rehacer su vida y eso me molesta porque ya no le interesa su hijo, y para colmo me lo restriega en la cara. ¿Cuál es su propósito? ¿Es que la madre lo está llevando al borde del abismo? ¿Por qué me molesta haberme enterado? Tengo 22 años.

Me parece muy bien que trates de responderte por qué te molesta tanto. Está claro que no es por la atención de tu hijo, pues lo que en verdad te ha inquietado es saber que rehace su vida. Es vital que no utilices jamás al niño como arma o escudo. La madre no podría actuar por él.

La rapidez de tus actos (separación, nueva unión) y el malestar actual hacen suponer que te has precipitado sin tener la certeza de tolerar las consecuencias. El hecho de que él no haya entendido tus razones devela que no medió el diálogo entre ustedes.

Ahora ha respondido de un modo usual en estos casos. Sin embargo, te sorprende como si esperases una muestra de amor. Tal sorpresa denota que existen asuntos no resueltos entre ustedes y el final aún no llegó.

Solo llevan tres semanas así. Una relación termina para nuestra psiquis un tiempo después de la ruptura. Sería ideal que interrumpan esa cadena de heridas recíprocas para entender mejor qué sucede y descubrir la solución menos lesiva. Cuando él te cuenta, de ese modo también te pregunta. Son oportunidades para el diálogo. No las desaproveches.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica, psicoanalista

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.