Desarrollo informático «con los pies en la tierra»

Partiendo de una experiencia de trabajo en el organismo central del Ministerio de las Comunicaciones, Rubiera Castillo propuso un plan para el desarrollo informático acorde con la infraestructura de red y el servicio existentes, el cual pudiera extenderse a muchos organismos del país

Autor:

Patricia Cáceres

A pesar de tener bajos niveles de acceso a Internet, somos el número cinco en el mundo en materia de conocimiento en la información y las tecnologías. De ahí que sea posible crear una estrategia para el desarrollo informático, en correspondencia con la infraestructura tecnológica existente hoy en el país.

Así lo afirmó este martes el director del Centro de Comunicación del Ministerio de las Comunicaciones (MIC), Alexander Rubiera Castillo, durante el I Simposio Internacional de las Sociedades Científicas de la Información, que sesiona como parte del XIII Congreso Internacional de Información (INFO 2014), en el Palacio de Convenciones de La Habana.

«Con lo que tenemos, sí es posible seguir creciendo. Nos hemos limitado a tener la tecnología, y a veces no nos hemos detenido a pensar por qué nos hace falta la tecnología, en qué realmente la podemos utilizar», afirmó el experto.

«Es muy difícil que exista en Cuba una organización que no se desarrolle utilizando herramientas tecnológicas. Pero a veces tenemos 15 computadoras y no le damos el uso adecuado, porque las destinamos para escribir cartas, informes… Si informatizamos el proceso, es posible que para esas funciones solo nos hagan falta cinco máquinas de las 15, y con el resto podamos informatizar otros procesos dentro de la organización y redundar en beneficios para la misma», aseveró.

Partiendo de una experiencia de trabajo en el organismo central del MIC, Rubiera Castillo propuso un plan para el desarrollo informático acorde con la infraestructura de red y el servicio existentes, el cual pudiera extenderse a muchos organismos del país.

Para eso es necesario instrumentar mecanismos de seguridad que permitan preservar la información e integridad de los datos, así como una migración a código abierto (software distribuido y desarrollado libremente), donde estén creadas las condiciones para ello.

«No debemos tomar como una consigna la migración a código abierto. Debemos migrar adonde las condiciones y recursos tecnológicos estén disponibles, y estén acordes con ese sistema o con esos medios. Hay que tener en cuenta, en primer orden, el capital humano, que debe estar listo para hacer un uso adecuado de esas herramientas», explicó.

Es imprescindible, además, el desarrollo sostenible y sustentable de las aplicaciones y servicios informáticos.

«Tenemos que proyectar el desarrollo de la informatización, pensando en que no será por medio de  aplicaciones empaquetadas en una plataforma específica, sino que puedan sostenerse en el tiempo; ser multiplataformas, porque la tecnología avanza a una velocidad increíble. Debemos desarrollar para mañana, con la computadora de ayer», subrayó.

En Cuba nos enfrentamos diariamente con una constante obsolescencia tecnológica de los medios y recursos, para hacer uso eficiente de esa informatización. Esto requiere de un grupo de inversiones que hay que hacer de manera paulatina y adecuada, ahondó.

No siempre podemos llegar a todos los lugares que queremos ni a la velocidad deseada, pese a los esfuerzos del país por mantener nuestras comunicaciones e incorporar nuevos servicios. Pero lo que pretendemos es demostrar cómo en este entorno que tenemos en materia de informatización, sí podemos crecer, aseguró.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.