Tomy, del alfabetizador al reconocido caricaturista

Muestran en la Bienal expediente de alfabetizador del caricaturista cubano Tomás Rafael Rodríguez Zayas (Tomy). Lo anterior tiene lugar en la inauguración de la exposición en homenaje a él en sede de Jiribilla, revista cultural cubana

Autor:

Julieta García Ríos

Le llamaban Tomasito. Recién había cumplido 12 años. Tenía un rostro tierno y se peinaba al lado. Le gustaba pintar, jugar pelota, el campo y la naturaleza. Por ese tiempo Cuba se propuso que todos sus hijos supieran al menos leer y escribir. Y él que había terminado el quinto grado se pensó capaz de enseñar.

Tomás Rafael Rodríguez Zayas (Tomy), el Carlos Puebla de la caricatura cubana, como lo calificaría el colega español Andrés Vázquez de Sola. Se fue al monte a alfabetizar.

En las intrincadas lomas de Mayarí enseñó a cinco campesinos de la finca Juliana, de Santa Isabel de Nipe. Su aventura transcurrió entre el 23 de junio al 17 de diciembre de 1961. Aunque se integró a la Campaña de Alfabetización el 29 de mayo de ese año. El campesino Felipe Osorio dio albergue al pequeño maestro.

Lo anterior fue revelado por Luisa Campos Gallardo, directora del Museo Nacional de la Campaña de Alfabetización, durante la inauguración de la Exposición Homenaje a Tomy en la sede de la Jiribilla.

Pero la pedagoga fue más lejos, allí ante la presencia de Fernando Rojas, viceministro de Cultura y Tubal Páez, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, de familiares, colegas y amigos, mostró el expediente de alfabetizador de Tomasito, como entonces le llamaban.

Mientras tanto se escuchó:

—Viste Mariana, tenía 12 años, con tu edad…, le dijo sentencioso Arístides Hernández (Ares) a la menor de sus hijas.

“No fue fácil, con 12 años, convencer a la familia de que ya era capaz de tomar decisiones y ser independiente», me comentó hace años en una entrevista.

Vuelvo al expediente y descubro la letra clara y limpia del niño que: Le gusta leer libros de Arte, y quiere ser dibujante, porque «es lo que hago con más facilidad».

Cuando se incorporó a la Campaña ya sabía mecanografía. Lo aprendió en la escuela rural Jorge Estévez No 36 de su natal Barajagua, al oriente de Cuba hoy provincia de Holguín.

Deduzco que esos conocimientos los aprendió de su maestro Eduardo Suárez, el mismo que incentivo su pasión por el dibujo y por quien sentía un especial cariño.

De él me confesó en aquella ocasión:« estaba muy interesado en ayudar a los niños campesinos… estimulaba las vocaciones de cada uno y hasta nos facilitaba los materiales».

Pero la escasez nunca fue impedimento para Tomy. En su infancia creaba sus propios materiales: «utilizaba el barro, y a la orilla del río preparaba la superficie donde más tarde pintaba».

Tiempo después, cuando ya era plantilla del dedeté y su firma era reconocida internacionalmente: «experimentaba, mezclaba e inventaba con tal de lograr plasticidad en sus caricaturas.

«Goma arábiga, talco y azúcar, fueron algunos de los ingredientes que Tomy utilizó en sus trabajos casi como un  buen alumno de Nitza Villapol», así lo recordó Adán Iglesias, caricaturista y director del dedeté, al inaugurar la Expo Homenaje a Tomy.

Excelente  es la curaduría de Ares, vicepresidente de la sección de Artes Plástica de la UNEAC. Las 12 caricaturas que se exhiben dan un recorrido por obra de Tomy desde 1979 al 2004.

Las primeras obras son litografías donde resalta el trabajo con el color. Ya en la década de los ´80 experimenta con la aerografía y la tinta, donde hay un minucioso trabajo con plantillas. Finalmente para el 2000 incursiona con acrílico.

Este hábito suyo de trabajar por separado y luego componer la obra, lo llevó a la era digital en que cada dibujo era una especie de rompecabezas, que iba tomando forma paso a paso.

Entre las obras expuestas me conmueve la imagen donde en un niño harapiento juega, a sus espalda un solado de la Otan se muestra indiferente ante el misil que esta a punto de estallar sobre el globo que sujeta el pequeño.

La imagen, aunque realizada en el 2004, bien podría ser la opinión gráfica de estos días de agresión a Libia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.