Refuta Argentina a Primer ministro británico

El repudio responde a la reivindicación hecha por David Cameron de la guerra de las Malvinas para «corregir» lo que llamó «un profundo error»

 

 

 

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, abril 3.— Argentina condenó este martes con dureza recientes declaraciones del primer ministro británico, David Cameron, sobre las islas Malvinas, y lo instó a abandonar cualquier tentación de usar esa causa para lograr un efímero rédito político interno.

El repudio responde a la reivindicación hecha por Cameron de la guerra de las Malvinas para «corregir» lo que llamó «un profundo error», y la persistente glorificación del colonialismo hecha por el Primer Ministro de Reino Unido, indicó la Cancillería en un comunicado.

Para sus palabras, señala el texto argentino, «un profundo error» es persistir con el colonialismo que, entre otras cosas, es nada menos que edificar el bienestar de un pueblo sobre la base del sometimiento militar y cultural y la expoliación de los recursos naturales de otros pueblos.

Menciona también como desaciertos del Reino Unido haber expulsado a la población argentina de las islas Malvinas en 1833, y casi 180 años después «continuar ignorando la integridad territorial de un país soberano», reportó PL.

El mensaje del Gobierno argentino subraya la necesidad de corregir ese «profundo error» y terminar con los últimos enclaves coloniales.

Contra el clamor de los pueblos del mundo por dejar atrás esa lacra colonial, se contrapone solo la fuerza militar y el despliegue de armas nucleares del Reino Unido, indica más adelante.

Llama la atención, por último, el elogio que David Cameron hace de una aventura guerrera que comenzó en 1833 con la invasión de una parte de la República Argentina, señala antes de enfatizar que «eso es propio de las dictaduras y los imperios».

Las democracias, como la argentina, enaltecen la paz, la negociación, el derecho internacional y la diplomacia, expresa la nota de la Cancillería.

En declaraciones publicadas este domingo por Downing Street (residencia del primer ministro británico), el gobernante saludó el heroísmo de las fuerzas de su país que en 1982, dijo, «liberaron las islas» Falklands (nombre británico dado a las Malvinas), y se manifestó orgulloso del papel desempeñado por el Reino Unido «para corregir un error fundamental» (cometido por Argentina), al emprender lo que llamó «un acto de agresión» para robarle su libertad y su modo de vida a los habitantes de esas islas del Atlántico Sur.

A propósito del reclamo argentino de soberanía sobre las Malvinas, la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) manifestó su apoyo unánime a Buenos Aires en una carta entregada el lunes por la secretaria general del bloque, María Emma Mejía, al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon.

«Ban nos ha reiterado su disposición a mediar para que ambas partes se sienten a negociar y se comprometió a renovar sus esfuerzos para conseguirlo», señaló Mejía a la prensa, según EFE.

Mejía estuvo acompañada del embajador paraguayo José Antonio Dos Santos, a cuyo país corresponde la presidencia de turno de Unasur, quien señaló que el Secretario General de la ONU «está preocupado ante cualquier escalada» de la tensión entre Argentina y el Reino Unido.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.