Nueva masacre en EE.UU. deja más de 20 víctimas

El presidente Obama lamenta que en su país exista «un patrón de tiroteos masivos»

Autor:

Juventud Rebelde

SAN BERNARDINO, California, diciembre 2.— Unas 14 personas  fallecieron y otras 14 resultaron heridas este miércoles en un tiroteo perpetrado en un centro de pacientes con problemas mentales en San Bernardino, al este de Los Ángeles, confirmaron las autoridades.

El jefe policial Jarrod Burguan dijo en una rueda de prensa que «los datos preliminares indican que 14 personas murieron, mientras otras 14 fueron heridas».

«Al menos tres sospechosos perpetraron la masacre, huyeron en un  todoterreno negro», señaló Burguan. «No sabemos quiénes son, pero estaban preparados como si se tratara de una misión», agregó según la cita de AFP.

Las autoridades todavía desconocen las razones que motivaron la masacre, pero reconocieron que se trata «como mínimo de un acto de terrorismo doméstico».

El tiroteo comenzó cerca de las 11H00 locales (18H00 GMT) en el Centro  Regional Inland, que acogía a esa hora un evento organizado por el condado de San Bernardino.

Un empleado del centro, Brandon Hunt, contó a la cadena CNN que un centenar de personas se habían dado cita en el evento, además de unos 550 trabajadores, que «se encerraron en oficinas y armarios para intentar estar a salvo», aunque no dijo cuántos pacientes estaban en el centro en el momento del tiroteo.

«Es una situación muy desafortunada. Estas personas dan su corazón y su alma para ayudar a los demás. Es una locura la audacia de los atacantes, de  venir aquí y disparar», reconoció.

Los bomberos de la ciudad habían anunciado previamente por Twitter que la masacre había dejado unas 20 víctimas, pero el mensaje no precisó el número de muertos y heridos.

El presidente Barack Obama, quien fue informado de inmediato de los hechos, lamentó que en Estados Unidos exista «un patrón de tiroteos masivos», agregó la agencia noticiosa.

«Ahora existe en este país un patrón de tiroteos masivos sin igual en el mundo. Podríamos tomar varias medidas, no para eliminar todos estos tiroteos, pero para mejorar las oportunidades de que no se produzcan con tanta frecuencia».

Hace apenas cinco días, el mandatario clamó un rotundo «ya basta» a los ataques con armas de fuego después de que tres personas murieran y otras nueve resultaran heridas en otra masacre en Colorado, al oeste del país, y abogó entonces por «hacer algo sobre la facilidad de acceso a las armas de fuego».

Las inmediaciones del centro Inland estaban tomadas por las fuerzas de seguridad, equipos de élite SWAT, bomberos y numerosas ambulancias.

Varias decenas de personas fueron vistas saliendo de un edificio cercano con las manos en alto, acompañadas por agentes fuertemente armados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.