Arabia Saudita rechaza cualquier amenaza de sanciones económicas o presión política

En Estados Unidos, el senador republicano por Carolina del Sur Lindsey Graham dijo que de comprobarse la responsabilidad de las autoridades sauditas en el asesinato del reportero Jamal Khashoggi, la Casa Blanca debe suspender sus ventas de armas a Arabia Saudita

Autor:

Juventud Rebelde

RIAD, octubre 14.- Arabia Saudita subrayó este domingo que rechaza cualquier amenaza de sanciones económicas o presión política relacionadas con el caso de la desaparición del periodista Jamal Khashoggi y añadió que tomaría represalias en consecuencia, de acuerdo con un comunicado en la agencia oficial de noticias saudí atribuido a un funcionario no identificado.

En una escalada de la creciente brecha entre Arabia Saudita y algunos de sus aliados occidentales, el reino indicó también que «si se toman acciones en contra, responderá con una mayor acción», según publica la CNN.

También afirma que la economía del reino juega un papel vital e influyente en la economía global y lo único que impactará la economía del reino es la economía global, dice el comunicado.

La comunicación no menciona específicamente a Khashoggi, quien desapareció después de ingresar al consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, el 2 de octubre último cuando iba a obtener documentos para su futuro matrimonio con su prometida turca Hatice Cengiz.

Khashoggi, columnista del diario estadounidense The Washington Post y conocedor de la realeza saudita convertido en crítico, no ha sido visto en público desde que entró al consulado hace casi dos semanas.

Su desaparición ha generado condena internacional y provocado advertencias por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de un «severo castigo» si se descubre que Arabia Saudita está detrás de su muerte.

Trump dijo que Arabia Saudita enfrentará consecuencias si se descubre que está detrás del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, pero no se compromete a imponer sanciones ni a recortarle las ventas de armas porque no quiere «perjudicar los empleos de (las grandes empresas estadounidenses) Lockheed, Boeing y Raytheon», explicó.

La Bolsa de Riad ha registrado una caída del 7 por ciento en la sesión de este domingo, en relación con la presión que Arabia Saudita experimenta con motivo de la desaparición y presunto asesinato del periodista Jamal Khashoggi, reporta Russia Today.

Turquía, por su lado, hizo un llamado al gobierno de Arabia Saudita a que abra las puertas de su embajada en Estambul y actúe de manera transparente para llevar a cabo la investigación sobre la desaparición de Khashoggi.

El senador republicano por Carolina del Sur Lindsey Graham dijo que de comprobarse la responsabilidad de las autoridades sauditas en el asesinato del articulista Jamal Khashoggi, la Casa Blanca debe suspender sus ventas de armas a Arabia Saudita.

Francia, Reino Unido y Alemania pidieron una investigación creíble sobre lo ocurrido con el periodista crítico de la monarquía de Arabia Saudita.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.