Posición servil de la Nikon es criticada por miles de personas en el mundo

Luego que la empresa japonesa negó a un niño cubano una cámara fotográfica, en reverencia servil al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, se ha multiplicado la condena a esa actitud

Autor:

Julieta García Ríos

Mientras, con un gesto, la famosa empresa japonesa Nikon mostró al mundo su peor imagen, ese mismo incidente sirvió para que la humanidad lo hiciera en su más tierna y profunda sensibilidad.

Más de 1 200 mensajes procedentes de varios países y unas 80 propuestas de obsequiar una cámara fotográfica «atascan» el buzón de correo electrónico del profesor Jorge Jorge González, luego de publicada la entrevista que le hiciera la periodista japonesa Ana Auki, de la Agencia JIJI Press, tras el incidente bochornoso en que la Nikon reverenció al bloqueo yanqui negándole el obsequio de una de sus cámaras a un niño cubano.

En esa ocasión el profesor denunció la ofensa de la que fue víctima su alumno, Raysel Sosa Rojas, ganador del XV Concurso Internacional Infantil sobre Medio Ambiente, auspiciado por Naciones Unidas.

El niño había viajado a Argelia acompañado de su maestro, líder del Taller Comunitario Coloreando Mi Barrio, y allí sufrió la desilusión de no regresar a casa con la cámara fotográfica Nikon que era parte de los obsequios entregados a todos los premiados en el concurso internacional. Solo a él se le negó ese objeto, por la simple razón de ser cubano.

Aunque sería imposible reproducir todos los mensajes, Juventud Rebelde escogió algunos como muestra de respeto y admiración ante tanta solidaridad, aliento y firmeza frente a la cobardía.

«He quedado demudado por lo narrado, y de pronto pareciera una pesadilla, que no es posible. Después de leer el artículo, tan solo siento desprecio por quienes de alguna forma son los autores de tanta felonía, y además en este caso, a quienes son cómplices a través del silencio y la evasión». Reinaldo Pardo, Tarragona, España.

«Raysel y Jorge no están solos. Cada vez somos más los que luchamos por cambiar este sistema inhumano. ¡Pobres ellos (los patrocinadores de la Nikon y el gobierno de EE.UU.) porque con su dinero y objetos no saben lo grandiosa que es la solidaridad! Mónica Caicedo, Marsella, Francia.

«Es lamentable la situación que han vivido en lo personal usted (Jorge Jorge) y el jovencito Raysel, debido al criminal bloqueo impuesto por el imperio a Cuba. Desde ya quedamos a las órdenes para difundir lo que entiendan necesario» Adriana D’Ambrosio, Diario la Juventud, Montevideo, Uruguay.

«Un cordial saludo desde México y desde la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca, región Huajuapan de León. Toda nuestra solidaridad y respeto para el pueblo de Cuba y en especial para sus niños que son un ejemplo de dignidad para el mundo. Decirle a nuestro amiguito que nuestro corazón esta con él. «Un fraternal saludo desde la Mixteca Oaxaqueña». Omar Esparza.

«Quiero enviarle al pequeño Raysel la fuerza para comprender el comportamiento mezquino de algunos adultos, quienes por presiones políticas y económicas pierden la visión de un ser humano que cuenta con el ánimo de ver el mundo de diferente manera. Soy profesora de Universidad y madre de un niño de 12 años, que al igual que Raysel se ha encontrado con el muro de personas con poder que bloquean el desarrollo intelectual y emocional. Desde México extenderemos este caso para que los universitarios no solo se guíen por lo que dicen algunos medios de comunicación». Blanca E. Vázquez.

«¡ESTO NO PUEDE SER!, dije, al leer su mensaje y saber que Raysel contará con su máquina fotográfica y que hubo más de 80 personas dispuestas a donar una cámara para él. No quisiera quedar fuera de este apoyo, le enviaré materiales de pintura, lápices, cuadernos y creyones. Luego de que los niños lo reciban, me gustaría que me envíen algún trabajo, para enmarcarlo y ponerlo aquí en mi escritorio». Juan Andrés Olcese, peruano de 64 años, jubilado residente en Buenos Aires.

«Como ciudadano del mundo quedo consternado por la bajeza... Pero más grave es cuando estos actos de atropello se realizan contra los niños “la esperanza del mundo”. Mis primeros años de enseñanza fueron en la escuela Solidaridad con Chile, ubicada en Miramar... con este nombre el pueblo cubano nos enseñaba a todos los niños que allí estudiamos un principio básico, el sentido profundo de esa palabra. Hoy en día aún llevo ese sello en los actos de mi vida. Raysel, lamento que no hayas recibido el premio completo, pero ahora el gesto de solidaridad de muchas personas del mundo es un premio mayor. Ya eres un gran vencedor». Paul Dassori Artigas, Valdivia, Chile.

«Es absurdo el incidente ocurrido durante el XV Concurso Internacional Infantil sobre Medio Ambiente, en el que el odio de un mundo innoble le dejó sin su premio al niño Raysel». Luis Rivas, España.

«Querido Raysel, aquí en Francia hago lo que pueden mis escasas fuerzas para informar sobre tu aventura. Estoy seguro de que lo que acabas de vivir, te va a hacer, los va a hacer más fuertes para decirles a esos bandidos sin alma ni cerebro: “¡Iros al carajo!” y para seguir formándote más fuerte, más artista, más libre, más hombre». Manuel Colinas.

«Al enterarme de esta barbaridad, como persona, madre y educadora me paralicé de vergüenza. Mil ideas bullen en mi cabeza, como por ejemplo sabotear los productos de Nikon aunque los ricos los van a seguir comprando, buscar sus contactos y correos para enloquecerlos e insultarlos. Pero luego me di cuenta de que haciendo esto me igualaba a ellos y por suerte no me les parezco porque soy martiana y revolucionaria. Entonces decidí escribirle a usted lo cual es un honor. Todo mi cariño a Raysel y a sus compañeritos, pioneros cubanos mucho más dignos e importantes que una cámara digital. Hacerle eso a un niño no tiene comparación alguna. Jorge, tenga la certeza de que sus alumnos son como Elián: un símbolo de pureza genuina y amistad». Adriana Vega, Asociación Cultural José Martí en Buenos Aires, Argentina.

«Supe lo que te hicieron por allá, unos hombres malos y mentalmente enfermos. Lo sabrán todos mis amigos porque se los diré. Para ti un abrazo fuerte. Tú y los cubanos tenéis algo que no puede comprar esa gentuza a pesar de sus fortunas: la dignidad. Xarlo Etchezaharreta, País Vasco.

«Tenemos la seguridad de que entre las mejores enseñanzas de este premio y sus tribulaciones, atesoras la profunda experiencia de ver multiplicado el cariño y la solidaridad incondicional de mucha gente (que ni siquiera conocías), pero que se encuentran profundamente indignadas ante lo que representantes del egoísmo con alma de vidriera han tratado de hacerle a nuestro país en tu personita». Fragmento del texto enviado desde Holanda por los cubanos Anec Soto y Ernesto Cabrera, quienes cumplen misión en ese país junto a sus hijos Marian y Ernesto Luis, de diez y siete años respectivamente.

«Una vez más, la crueldad no tiene límites y aparece en las actitudes más bajas, egoístas y ridículas que un ser humano puede tener con un niño. Por suerte, ustedes todos los días se ganan el reconocimiento y cariño de quienes admiramos a la Revolución Cubana». Tali Feld Gleiser, Florianópolis, Santa Catarina, Brasil.

«Esta discriminación de la que fue víctima el niño cubano y que es una estrategia de los señores de la guerra para asegurarse su negocio por siempre, nos duele a todos aquellos que nos miramos en el espejo de la Revolución Cubana con la esperanza de alcanzar algún día lo que ustedes lograron hace tantos años». César Javier Gómez, profesor argentino de la ciudad de Rosario.

«La Nikon habrá dado una demostración a sus amos de que ellos están dispuestos a llegar a semejantes marginaciones con tal de quedar bien con el imperio y asegurar su mercado. Lo único que se me ocurre es gritarles: MISERABLES. Pero Cuba resiste y triunfa, precisamente con sus niños y niñas, que son símbolo de aprovechamiento y formación a nivel mundial». Periodista ecuatoriano Alberto Maldonado, y su hija Naylé.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.