Exigencia sanitaria evita males mayores

Inspectores de Salud Pública en Villa Clara impusieron más de 13 mil multas y paralizaron una suma superior a los 10 mil servicios

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA, Villa Clara.— La exigencia para hacer cumplir las normas higiénico-sanitarias el pasado año, contribuyó eficazmente a preservar la salud de la población en esta provincia, mediante la imposición de más de 13 mil multas a cuentapropistas y dependencias estatales por un valor superior a los 700 mil pesos.

A lo anterior se sumó la paralización de más de 10 mil servicios en ambos sectores, en centros de elaboración o venta de alimentos, entre los que se incluyen merenderos, restaurantes, cafeterías y comedores obreros, reveló el licenciado Manuel Santos, funcionario del Departamento de Fiscalización de la Inspección Sanitaria Estatal del Minsap en la provincia.

Destacó, además, que se clausuraron 19 centros de prestación de servicios a la población por transgresiones de las reglas higiénicas, y retiraron 1 200 licencias sanitarias a particulares y estatales, mientras 11 responsables fueron puestos a disposición de los tribunales por incumplimiento reiterado de las  normas referidas anteriormente.

Las acciones realizadas por los inspectores de Salud Pública abarcaron los 13 municipios de la provincia, donde las paralizaciones de los servicios y las clausuras se mantienen en vigor hasta tanto solucionen las infracciones que las originaron.

Entre las violaciones más recurrentes a la vista, incluso, de los administradores que están para no permitirlas, se encuentran graves transgresiones en la elaboración, manipulación, transportación y conservación de los alimentos; incorrecto fregado de equipos y utensilios de cocina, de cubiertos, platos y vasos; comestibles a la venta sin las condiciones adecuadas para su preservación, así como almacenar en refrigeración embutidos, quesos y otros productos, listos para el consumo, junto con distintos tipos de carnes. Esto puede originar una contaminación por cruzamiento y afectar la salud de los consumidores.

Igualmente detectaron establecimientos sin contar con agua corriente, ni desinfectantes como detergente e hipoclorito, entre otras anomalías.

El funcionario del Minsap enfatizó en la importancia de que los consumidores eviten ingerir alimentos destapados en contacto con el polvo o las moscas, carnes mal cocinadas, y fijarse si están bien fregados los vasos o platos y no aceptar que el dependiente les sirva el alimento con la misma mano que manipula el dinero, todo lo cual se puede detectar a simple vista.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.