Control popular: un presupuesto del Presupuesto

Expresión financiera de la voluntad política de distribuir la riqueza equitativamente y de forma justa, el Presupuesto del Estado es una responsabilidad de todos

Autor:

René Tamayo León

Involucrar a los trabajadores en el cumplimiento y control sistemático y activo (no formal) del presupuesto en sus entidades —al igual que el plan— debe ser uno de los fundamentos de la ejecución de los gastos e ingresos del Presupuesto del Estado en el año que ya avanza.

El control popular, además, debe ser extensivo a las localidades, de forma tal que las comunidades, a partir del conocimiento de las obras sociales que allí se estén realizando o se vayan a efectuar, velen por un eficiente y eficaz desarrollo de los procesos inversionistas en instalaciones de salud y educación —por solo citar dos ejemplos—, y actúen a favor de la preservación y el cuidado de la nueva riqueza creada.

Han de ser estos dos elementos: control popular por los trabajadores en sus centros de labor y de todos en el lugar que residen, uno de los presupuestos del Presupuesto del Estado para el año 2018, comentaban directivos del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) la víspera, en conferencia de prensa.

Meisi Bolaños, viceministra del MFP, informó a los medios sobre la realización en las pasadas semanas de acciones de preparación y capacitación por todo el país de los encargados de la gestión y administración del Presupuesto en los gobiernos locales, los sectores económicos y sociales, y las organizaciones superiores de administración empresarial.

Recordó que más del 80 por ciento de los ingresos al Presupuesto del Estado lo aporta el sistema empresarial cubano, lo que lo convierte en la principal fuente de este, que entre sus primeras funciones está garantizar la sostenibilidad de los servicios básicos que gratuitamente recibe la población.

La Ley No. 125, Del Presupuesto del Estado para el año 2018, fue publicada a fines de diciembre en la Gaceta Oficial. Prevé ingresos por un valor de 57 200 millones de pesos y gastos por 68 625 millones de pesos, y el déficit será financiado con la emisión de Bonos Soberanos de la República, los cuales serán comprados por el sistema bancario nacional.

Lourdes Rodríguez Ruiz, directora general de Atención Institucional, recordó que para el sector presupuestado este año están destinados 38 015 millones de pesos, fundamentalmente para la educación, la salud pública, la cultura, el deporte y la asistencia social.

Como expresión financiera de la voluntad política de distribuir la riqueza equitativamente y de forma justa, es decir, donde nadie quedará desamparado, el Presupuesto del Estado también continuará financiando las acciones de recuperación de los daños provocados por el huracán Irma en septiembre de 2017, refirió la viceministra Meisi Bolaños.

Sobre el presupuesto para la Seguridad Social, Rodríguez Ruíz indicó que los gastos ascenderán a 6 221 millones de pesos, cinco por ciento más que en 2017. La contribución de entidades y personas ascenderá a 5 369 millones de pesos (el 86 por ciento del total de ingresos), por lo que el Presupuesto deberá erogar 852 millones de pesos para cubrir el déficit.

La Seguridad Social beneficiará este año a 1 702 000 personas, con una pensión media de 292,95 pesos, e incluye el alta de 88 934 pensionados, con una pensión media de 471,05 pesos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.